Colores y culturas: traducir matices y diferencias

Colores y culturas: traducir matices y diferencias

Cómo las distintas culturas hacen sus propias asociaciones de colores y les dan diferentes significados.

¿Percibimos de igual manera los colores dependiendo de nuestra cultura? ¿Significan lo mismo según nuestro lugar de origen? La asociación de colores y sentimientos suele coincidir en general entre las distintas culturas, pero no siempre y con matices. Los colores se pueden percibir de distinta manera dependiendo de qué tipo de cultura y lengua lo esté viendo e interpretando. Pongamos como ejemplo el color púrpura. En Japón, este color significa riqueza y poder. Sin embargo, en Ucrania y Egipto significa fe, paciencia y confianza, mientras que en Tailandia es el color que emplean las viudas para indicar que están de luto.

Estas diferencias resultan muy interesantes y enriquecedoras en la traducción, donde los matices de colores en descripciones de textos originales pueden resultar un elemento decisivo a la hora de aportar un mayor significado y diferentes matices. La traducción de textos no debe descartar este hecho ni obviar el significado que para un lector en la lengua meta no resulta evidente.

En China e India, el rojo es el color que se emplea para casarse. En Sudáfrica, sin embargo, significa luto. Esto demuestra que aunque el rojo es un color que en general se asocia a momentos de gran emoción, dependiendo de la cultura que lo mira, y en acontecimientos de la vida específicos (matrimonio y defunción), su significado puede adquirir distintos matices.

Otro de los retos a los que se enfrenta el traductor en relación con los colores y su significado son las barreras lingüísticas hacia la percepción del color.

No todos los conceptos ―y no todos los colores― se pueden expresar en todos los idiomas. El shona, que se habla en Zimbabue, no tiene palabras para distinguir entre el rojo y el naranja, lo que puede dificultar la traducción y una pérdida de matices al no percibir los diferentes colores del mismo modo.

Otras culturas son más sensibles a las sutilezas de la variación de color: los esquimales utilizan 17 palabras diferentes para describir el blanco. De manera similar, muchas culturas de Asia Oriental tienden a mostrar una mayor sensibilidad a las diferencias entre los colores en términos de sus significados, mientras que en América del Norte y del Sur estas diferencias de matices son menos sutiles.

Todas estas diferencias entre el significado o la percepción de colores pueden surgir en el trabajo del día a día de los traductores, que trabajan para que el texto final resulte tan natural como si fuera el original.

Visit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On Linkedin